AMOR INDEPENDIENTE

Al son del chachachá y danzón, manos curtidas y piel moldeada por el tiempo, quienes alguna vez llevaron las riendas y destino de este país disfrutan las suaves notas de la música, de la compañía de sus parejas y sobretodo disfrutan de un amor independiente.

 

Trajes típicos, rebozos tricolores, pestañas que llegan hasta las nubes y sobre todo esa actitud de plenitud, invaden las miradas de quien los ve bailar ¡Libres!

 

Su experiencia y sabiduría son atributos del tiempo; se merecen la felicidad que las notas musicales provocan al hacer mover sus pies.

 

El calor se deja sentir a pesar de los abanicos. Se siente la vida y qué más vida que haberla vivido. Bailan ríen y entre todos conviven en su México, un país que ellos forjaron.

 

Una plaza llena de historias que se juntan al compás de la guitarra y corazones latientes, como el redoblar de los tambores.

 

Y ahí entre todos esos elementos, una pareja de enamorados besándose, como si fuese el último beso: él disfrazado de Don Miguel Hidalgo, ella con rebozo y accesorios tricolores, tomados de las manos unidos por un beso independiente libre y de tiempos pasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *