AQUÍ ES MÁS DIFÍCIL VOLVER QUE IRSE

FOTOS: Ricardo Castelán Cruz

Texto: Ariadna Lira Vargas

A veces cuando los sentimientos se conjuntan con las letras y las fotos, los resultados pueden ser un poco fuera de lo normal, ¿Acaso dos personas pueden trabajar en un proyecto sin mirarse a los ojos? Hoy en Foto Mirada, les enseño el resultado de hacer fotos mientras piensas en alguien y al mismo tiempo, ese alguien escribe mientras recuerda tus fotos.

Aquí es más difícil volver que irse
Los semáforos no tienen amarillo
Como no tiene amarillo la muerte
Las intermitentes se pierden
Los gatos no tienen sueño ni dueño
Los paredones no combaten fusiles
Y el mar es un fantasma visible
No hay café con atardeceres
Ni perdón, ni con permiso
Ni cómo estás tú de verdad
Pero hay madrugadas
Hay vacíos en todas partes
Hay hasta pronto y nos vemos luego.
Como la franja ámbar del horizonte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *