CON GRAN ÉXITO INICIÓ EN PLAYA DEL CARMEN EL FESTIVAL SABOR – RIVIERA MAYA

Un gran despliegue de aromas, colores, texturas y sabores de productos del campo y el mar de la Riviera Maya fueron los principales protagonistas de los magníficos platillos que cocinaron  prestigiados chefs en las primeras Cenas Experiencias del Festival Sabor, que inició este miércoles 10 de octubre en Playa del Carmen.

La primera cena tuvo lugar en el restaurante C-Grill del sofisticado hotel Thompson Playa del Carmen. La llamada Cena Sensorial fue creada por nuestra querida chef Lula Martín del Campo y el joven talentoso Daniel Manzano. Lula abrió con unos apetitosos sopecitos de pico negro yucateco, mientras que Dany hizo lo propio con unos bocadillos preparados con limas,  coco y polen de  abeja maya (también conocida como abeja melipona).

Posteriormente, Lula nos sorprendió con una tártara de pez león y frijol espelón. Como plato fuerte sirvió pulpo tatemado  a  los  tres  chiles  sobre  esquites  ancestrales  con alioli  de  chapulín.

Por su parte, Daniel Manzano consintió a sus comensales con langosta en  jugo  de  cítricos  y  aceite  de  cilantro , y más adelante con codornices ahumadas y acompañadas de salsa  verde  de  hoja  santa y pepitas. Como postre, Lula ofreció una riquísima capirotada  de  guayaba  local (conocida como pichib)  con  queso holandés de bola.

Los comensales disfrutaron de la fresca coctelería del tequila Clase Azul, y de un pertinente maridaje con los excelentes vinos de Casa Madero que incluyó Chenin  de  uvas  orgánicas, su delicioso Chardonnay,  Malbec  Reserva,   Cabernet  Reserva, y  finamente V para acompañar el postre.

En tanto, la segunda Cena Experiencia se realizó en el restaurante IT Guilty, de IT Hotel.

Bajo el nombre Nuevos Sabores, en esta cena participaron Rodrigo Carrasco y Diego Sobrino, dos chefs que forman parte de La Escena Inminente (LEI), movimiento que promueve a los jóvenes talentos de la gastronomía nacional por la innovación en sus creaciones y su pasión por la cocina.

Apegándose a la solicitud del Festival Sabor, de realizar platillos  con ingredientes propios de Quintana Roo, Carrasco y Sobrino crearon una propuesta en la que plasmaron su estilo vanguardista, así como su respeto hacia la cultura alimentaria de la Península de Yucatán. Ellos ofrecieron como entrada un tiradito de pez león con maracuyá y pepino blanco, para continuar con chileatole y una deliciosa langosta tatemada, que fue pescada para esta cena por la Cooperativa Cozumel, miembro del movimiento Slow Food México y aliado del Festival Sabor.

Más adelante sus comensales disfrutaron de una codorniz estilo Sikil Pak, acompañada de frijol y yuca.

Como último plato fuerte prepararon mixiote de calabaza local, con queso de bola y espelón. Finalmente, el postre fue un mousse de aguacate con bizcocho y crocante de cacao
y un original helado de achiote y  guayaba.

El maridaje resultó delicioso y fresco con una variedad de cervezas. Para culminar la velada con broche de oro, IT Hotel invitó a los comensales a disfrutar del  “after party” en el restaurante IT Ganesha, ubicado en el bello rooftop del hotel.

Previamente, en la mañana de este miércoles también iniciaron las actividades de la plataforma educativa del festival con el taller Sabores que Saben, bajo el tema “Gastronomía sustentable: productos de la tierra y el mar”.

El objetivo de este taller fue discutir las posibles medidas para mitigar obstáculos y desafíos identificados en nuestra región, y que los productores y cocineros del destino viven en su trabajo cotidiano, para, de esta manera, garantizar el abastecimiento de las materias primas.

Los ponentes en este taller fueron la Lic. Citlali Gómez, presidente de Comepesca; Jesús Pereira, pescador de Cozumel y miembro de Slow Food México , y los prestigiados chefs Lula Martín del Campo, Juan Pablo Loza, Xavier Pérez Stone y Eva Millán.

Durante esta jornada quedó patente la preocupación por la amenaza que enfrentan algunas especies animales locales, como el cerdo pelón yucateco y la langosta espinosa, cuya población se ha reducido drásticamente por malos manejos en su reproducción, como es el caso del cerdo pelón, y por la sobreexplotación del recurso, en el caso de la langosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *