CONTRATAR A PERSONAS CON CAPACIDADES DIFERENTES ¿CUÁLES SON LOS RETOS?

Por Alexander Scherer Leibold*

Existe una serie de razones y/o motivos que pueden ser considerados para contratar a personas con capacidades diferentes. Primero que nada hay que tomar en cuenta que esto generaría un impacto dentro y fuera de la empresa, además de verse, desde el compromiso de ser una empresa socialmente responsable, hasta el acierto de brindar a estas personas la misma oportunidad que cualquier otro candidato, para obtener un puesto dentro de las compañías.

Ante los ojos de los clientes se tendrá, al menos al principio, una mejor imagen, ya que considerarán que están promoviendo el trabajo no discriminativo, un mayor compromiso con los valores de la sociedad y trabajar en pro de todos.

El principal reto es lograr que la voluntad de los directivos tenga la apertura para contratar a las personas con capacidades diferentes. Muchos de las personas entrevistadas en últimas fechas, creen que es complicado, pero resulta ser más sencillo de lo que parece ser. Se sabe que no todos tienen los conocimientos y/o procedimientos necesarios para poder contratar a las personas con discapacidad, ya que desconocen el cómo hacerlo, por dónde empezar a buscar a estas personas y posiblemente el por qué lo deben hacer.

Para ello se requiere de voluntad y ganas de hacerlo por parte de todos los actores involucrados en el proceso, incluyendo a las personas con capacidades diferentes, que también son parte fundamental de este proceso.

Se deben tener empresas inclusivas, con un compromiso en responsabilidad social humano. Debe haber procesos internos que motiven en el proceso de contratación y capacitación de estas personas; también generar cursos internos para todos, ya que las personas en general, no comprenden el proceso de formación que se requiere para las personas con capacidades diferentes. Por ejemplo, existe una dificultad en enseñarle a una persona ciega o a un sordomudo la operación dentro de una empresa. Debe de existir una capacitación previa para las personas que serán responsables de enseñar y guiar a las personas con distintas capacidades.

Se tiene que crear una verdadera conciencia de lo que sucede en la realidad, ya que nadie es ajeno de sufrir un accidente en cualquier momento y quedar con algún problema físico permanente; y de ser así, perder el trabajo que se tiene en ese momento.

También se deben reconsiderar los valores de la empresa, en donde se debe incluir y fomentar el respeto por la inclusión laboral. Todos estamos sujetos a sufrir un cambio involuntario en nuestra vida y si no somos capaces en este momento de aceptar estos nuevos retos, el día de mañana tendremos serias complicaciones.

Motivación hacia el trabajo

Una vez tomada la decisión de incluir a personas con capacidades diferentes en la empresa, se deben considerar y analizar todas las estrategias necesarias para ayudarlas a ser más productivas, para lograr de una manera óptima los objetivos y metas. También hay que considerar el clima laboral, que si se enfoca de manera adecuada puede ser positivo para la empresa; asimismo, se puede potencializar el trabajo en equipo y al mismo tiempo generar un mayor compromiso de los demás colaboradores. Se debe de buscar el bienestar de la empresa a través del bienestar de cada uno de los integrantes.

Las personas que presentan alguna discapacidad, por lo general son personas con motivación hacia el trabajo, debido a las pocas oportunidades de trabajo reales que existen hoy en día. Por su parte también son capaces de afrontar cualquier reto que se les imponga, ya que siempre buscarán la opción de cumplir al máximo lo que se les pide hacer. A pesar de los obstáculos que pueden llegar a tener, los hacen ver sencillos, por la misma búsqueda de oportunidades laborales. Así mismo se comenta que en su afán de superarse constantemente, los hace altamente competitivos y ello puede generar una competencia muy sana en el interior de la empresa. Difícilmente le van a decir ‘no’ a un trabajo, y en cuanto les den una oportunidad, rara vez la van a soltar.

Para las empresas que quieren y logren emplear a personas con capacidades diferentes, puede representar una ventaja competitiva en cualquier sector, ya que estas personas suelen ser muy constantes y mucho más puntuales que cualquier otra persona, ya que consideran todos los imponderables para llegar al lugar de trabajo, porque saben que en la realidad son un trabajador más de la empresa que es tratado con el mismo reglamento que los demás colaboradores.

Obligaciones y responsabilidades

Uno de los aspectos que se deben de considerar, es que todos los colaboradores tienen las mismas obligaciones y responsabilidades dentro de la empresa. Según un reportaje establecido en Madrid, España, la Cadena NH Hoteles, empezó a contratar a personas con discapacidad y el resultado al final del año, fue obtener un incremento de un 30% en las ventas del hotel.

En dicha investigación se indica que las personas con capacidades diferentes son más productivas que los demás empleados, algo que podría sonar lógico, si se asume que sus oportunidades son mínimas, pero que no es lógico pensar cuando se consideran que su misma discapacidad puede llegar a ser un impedimento. El único impedimento real es la disposición que puedan tener los empresarios para su contratación.

Uno de los comentarios más frecuentes escuchados a la hora de entrevistar a directivos de Capital Humano fue el decir que ninguna personas con capacidades diferentes, se ha acercado a solicitar empleo, pero al mismo tiempo ninguno ha aceptado que han efectuado una campaña en dónde se invita a estas personas a poder tener una entrevista de trabajo, ni siquiera existe una publicidad en medios impresos o electrónicos dando este apoyo.

Por otro lado, representan una ventaja, y aunque no se crea así, son personas que solicitan menos permisos que los que no tienen alguna discapacidad. Se enferman menos que otros, según lo que reportan algunos directores de capital humano de algunas empresas. Compañías que han tenido éxito a la hora de contratar a personas con discapacidad, principalmente en países europeos y americanos, entre ellos Disney por ejemplo, hoy en día siguen buscando contratar a más personas con estas características.

Disney es un claro ejemplo de que cuando se quiere realizar un cambio se puede. En sus parques un porcentaje considerable de colaboradores cuentan con alguna discapacidad. Por otro lado en la ciudad de Asti, Italia, se ha inaugurado un hotel “Albergo Etico” administrado y operado por jóvenes con síndrome down. Este hotel es uno de los grandes referentes de combinar una experiencia innovadora en dónde se combina lo social con lo empresarial. En México ya existen restaurantes en dónde su panadero tiene síndrome down y si probaran su pan regresarían de seguro a dicho establecimiento.

¿Cuáles serían algunos de los beneficios de la inclusión laboral?

De los principales beneficios que puede obtener una empresa en el tema de la inclusión laboral, éstos pueden ser favorecedores en el aspecto organizacional, corporativo y social de la empresa. La visión que tendrán los clientes internos y externos de la empresa cambiará por completo. Dentro de éstos se encuentra una mejora considerable en el clima laboral, un estudio de Great Place to Work, demuestra que las empresas incluyentes generan un mejor ambiente interno en dónde se fomenta el respeto y el compañerismo.

Otro gran beneficio apegado en cierta forma al Código de Ética de la Organización Mundial del Turismo (OMT), busca involucrar los valores universales de la persona como lo son la equidad, la libertad, la tolerancia y la inclusión de cualquier persona en una empresa. También y basado en principios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se genera una mayor motivación de los colaboradores, un mayor compromiso y una mayor responsabilidad por parte de todos.

En algunas ocasiones y dependiendo de los diferentes factores, pueden llegar a ser más productivos que el resto de los colaboradores. Debido a la condición que tienen, generan un desarrollo de otras capacidades que pueden ser consideradas en el trabajo que éstos desarrollan. Con ello también se puede generar una mayor lealtad de los colaboradores hacia la empresa y con ello lograr una disminución en la rotación de los trabajadores, que en sí, en esta industria de la hospitalidad es tan alta.

Finalmente uno de los aspectos que están buscando las empresas hoy en día, es el ser Socialmente Responsable, independientemente que busquen una certificación o no, empiezan a ser vistos de otra manera en la sociedad. Las empresas empiezan a generar un mayor compromiso con la sociedad, lo cual se verá reflejado con el apoyo de la misma en las diferentes acciones que se vayan a definir ya que con ello podrán lograr una nueva base de clientes que se mantendrán fieles a los objetivos de las empresas.

En otro orden de ideas, la empresa también podrá acceder a beneficios fiscales. Si se tenía una idea de que el contratar a una persona con discapacidad iba a implicar una inversión, existen varios beneficios fiscales que podrán ser aprovechados por la empresa. El gobierno de la República Mexicana ha impulsado estrategias de inclusión laboral de personas con discapacidad a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ofreciendo estímulos fiscales a las empresas.

De acuerdo al Decreto Federal del 8 de marzo de 2007 “Permite deducir de los ingresos acumulables del contribuyente un 25% adicional al salario pagado a personas con discapacidad, siempre y cuando no hayan hecho efectivo el estímulo del Art. 222 de la Ley del Impuesto sobre la Rente”, éste dice lo siguiente Art. 222, “Permite al patrón deducir de sus ingresos el 100% del ISR del personal con discapacidad retenido y enterado por el pago de salarios siempre y cuando cumpla con sus obligaciones obrero- patronales del IMSS”.

Por su parte el Art. 40 dice “La sección XIII la Ley del Impuesto Sobre la Renta permite deducir la totalidad de las inversiones realizadas para la construcción de adaptaciones accesibles.

Estos son algunos de los beneficios fiscales a los cuáles tiene derecho la empresa, por lo que puede ser un gran aliciente desde un punto de vista económico ser considerada como una empresa incluyente.

Por otro lado el hecho de buscar una inclusión social le permite a la empresa generar un cambio de paradigma a lo que se venía haciendo de forma tradicional. Una inclusión social le permite a la empresa a primero analizar cómo se encuentra la sociedad actual, realizar una sensibilización en la población general, generar una integración entre diferentes grupos de personas, una transformación de actitudes (donde se debe recordar que la actitud es la parte esencial de una transformación del cambio) y con ello poder generar un cambio a una cultura totalmente incluyente.

En la parte laboral se debe de realizar un diagnóstico de accesibilidad tanto en el interior de la empresa como en los trayectos del domicilio de la persona hacia la empresa. Segundo se debe realizar una campaña de sensibilización en los colaboradores, ya que son los primeros que deben de entender este cambio, posteriormente elaborar una asesoría especializada en capital humano. Una vez elaborado ello, se debe de trabajar en la generación de un equipo de trabajo que permita el desarrollo de los diferentes talentos y al finalizar y de suma importancia para que esto funciones es el seguimiento que se le debe de dar a los colaboradores y su adaptación e integración.

Al final del día el tema se centra en la voluntad de los directivos por generar un verdadero cambio de las tradiciones que durante muchos años se han estado manejando en México y en el mundo.

Maestro Alexander Scherer Leibold*, Coordinador de la Licenciatura en Gastronomía, Universidad Anáhuac México ascherer@anahuac.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *