DAVID CHIMALLI, EL ESPÍRITU DE VALROGH Y TZOMPANTLI

DAVID CHIMALLI, EL ESPÍRITU DE VALROGH Y TZOMPANTLI

En esos momentos en los que dudamos de México, por muchos motivos, sólo falta un vistazo a su gente, pues en algún rincón de sus entrañas, podríamos escuchar: “soy diseñador gráfico, también soy impresor de offset, ah e ingeniero de audio, compositor, guitarrista y vocalista de una banda”, lo que es un gran motivo para salir de esta incertidumbre y disfrutar de ese talento que tienen nuestros compatriotas, en este caso especial, si eres un apasionado del Metal.

David Chimalli se llama, o al menos el segundo nombre se lo puso la gente, cuando ensayaba junto con su banda Tzompantli en el mismísimo señorío de Chimalhuacán, en el Estado de México, pues al referirse a su sitio de trabajo musical, David decía con familiaridad: “Estoy en Chimalli”, pasando luego a ser esa palabra que significa “escudo” en náhuatl, con la que las personas lo llamarían desde hace más de 20 años.

“La banda en la que estoy ahora es Valrogh y el significado es de una historia de ciencia ficción de Tolkien que aparece en “El Señor de los anillos” y es un demonio; sin embargo lo transformamos y cambiamos un poco para que sea más nuestro”; explicó David, quien detalló que la banda es de Heavy Metal y Thrash Metal, con más de 6 años de trayectoria y es una agrupación que surgió de la memorable Tzompantli, que mezclaba sonidos prehispánicos, con el espíritu puro géneros del metal.

“Con el bajista y el baterista nos dedicamos a crear una nueva banda, pues de alguna manera estábamos cansados de que nos estereotiparan porque nuestro nombre era prehispánico y algunos de los temas que manejábamos en su tiempo también lo eran, pero la gente quería encasillarnos cuando nosotros lo que nos gustaba originalmente era el Heavy Metal en toda la música en general”, narró  David; demás, había quien los cuestionaba porque cantaban en inglés y no en náhuatl.

Por ese y otros motivos Tzompantli se deshizo, pero no sus ganas de hacer Heavy Metal puro, como es, por lo cual David inició otro proyecto con un estilo propio; “Al principio tocábamos unas tres canciones de Tzompantli más nuestro material, pero como fuimos componiendo se fueron quedando en el camino; aunque debo decir que antes de mudarme a San Luis Potosí, estuve en pláticas con los integrantes de Tzompantli y queríamos hacer un reencuentro o algunas tocadas entre los proyectos que tenemos ahorita”.

Pero eso sólo quedó en una mera posibilidad que tal vez no ocurra pronto y que muchos fans esperarían con ansias, aunque según David, hay muchas opiniones encontradas, porque hay a quienes les gusta más Tzompantli o a otros les agrada más lo que está haciendo Valrogh.

BIENVENIDA INSPIRACIÓN

El año pasado Valrogh fue catalogada como “Mejor banda de Thrash Metal en México”, en los Premios Kalani y hasta la fecha se han presentado con su material “Blood on Your Hands “en países como Guatemala y varios lugares de la República Mexicana, con Ozzy Lovecraft en el bajo, Víctor Trujillo en la batería y David Chimalli  en la voz y guitarra.

“Estamos por sacar el segundo disco, de hecho mi estancia en San Luis va a ser para componer la segunda mitad del material y estaré regresando cada mes a la Cuidad de México pero trabajaremos más vía Internet, viendo y alternando las pistas, los vídeos de cómo tocamos, proponemos y lo armamos para después grabar todo en un estudio”, adelantó el compositor, quien explicó que para lograrlo se debe de invertir mucho tiempo y trabajar doble, pues lamentablemente un músico en México no siempre vive sólo del arte.

LO QUE VIENE…

Además de trabajar en el material de Valrogh, David adelantó que actualmente prepara también con un proyecto que tiene muchos años en su mente: “Tengo muchos amigos en la escena con formas de interpretar  muy variadas y como me gustan mucho los sonidos acústicos, el folclor y todo este tiempo que me he alejado de la música prehispánica, me he conectado mucho con músicos, quisiera hacer fusiones con artistas de diversos lugares de México”.

“Es un proyecto como solista en el que no nada más compondré música prehispánica sino también de varios géneros e invitaré a mis amigos a que participen; yo compondría la música y la letra y ellos la grabarían, básicamente es un trabajo de estudio”, agregó el músico.

En la Revista Kulte’, tuvimos el gusto de escuchar un fragmento de ese material y sólo podemos decir algo, sin afán de arruinar la gran sorpresa de Chimalli como solista y es: las guitarras también declaman y si la música se inspira desde la huasteca potosina, valdrá mucho la pena esta espera.