EXPOSICIÓN DE SIMON GUSH AHONDA EN LAS TENSIONES DE LA OBLIGACIÓN LABORAL

Con la idea de que el trabajo protagoniza las vidas de las personas, ocupando una enorme cantidad de tiempo, y que a pesar de su papel central no necesariamente es gratificante ni estimulante, el artista sudafricano Simon Gush presenta en el Ex Teresa Arte Actual su muestra Al final del trabajo.

La muestra que abrió sus puertas la noche del 22 de marzo se compone de un mural, dos pinturas, tres videos y una instalación, obras con las que se reflexiona sobre las tensiones del trabajo en el mundo contemporáneo, planteando un diálogo entre historia y objeto.

El artista de 37 años de edad plantea que la función simbólica de un empleo dentro de la sociedad no ha disminuido, pues todavía es el medio a través del cual la mayoría de los sudafricanos se imaginan a sí mismos cumpliendo sus sueños y ambiciones.

En el recorrido por la muestra se encuentra el pensamiento del artista, quien expone que generalmente se cree que el trabajo duro es algo intrínsecamente bueno que hace a las personas mejores, pero, dice, la idea no es tan natural como suele parecer.

“En mi trabajo artístico sé que una buena idea puede surgir en un momento y ser más valioso que el trabajo de un año, pero cada vez que comienzo una pieza nueva, pienso que si trabajo duro en ella será buena, y que mientras más tiempo le dedique será mejor.

“Cuando veo a otra persona trabajando duro, pienso que debe ser una buena persona. Es una ceguera ideológica que lucho por combatir, incluso cuando sé que la estoy ejerciendo”.

La exposición se distribuye en dos salas. Inicia con la pintura sobre pared Work sleep what we will (Trabajar, dormir, lo que queremos) lema internacional que se lee en grandes letras. Se explica que surgió a principios del siglo XX en la campaña para un día laboral de 8 horas, 8 horas para el trabajo, 8 horas para el sueño y 8 horas para lo que queremos, estableciendo la división del día.

Posteriormente el espectador se encontrará con After the work stopped (Después de que el trabajo se detiene), una serie de retratos audiovisuales estáticos filmados en City Deep, en el que se observan lugares de trabajo fuera de horas laborales de atmósfera desértica.

Realizado en 2013, se proyecta el cortometraje de 13 minutos I see yo (Te veo), el cual explora la forma en que el trabajo y los trabajadores fueron conmemorados a través de monumentos públicos en Johannesburgo durante el apartheid y post-apartheid de Sudáfrica, dando como resultado una visibilidad del trabajo.

Dos montones de posters se observan en el piso, es la obra En Before the work stopped (1 & 2) (Antes de que el trabajo se acabe). Junto a la pieza están dos  pinturas realizadas en colaboración con Louise Almon.

En una sala oscura se encuentra el proyecto Red que se constituye de varias obras, como es el filme Red de 81 minutos de duración. La pieza examina las relaciones de trabajo en la planta de Mercedes Benz en East London, Sudáfrica en 1990. En el video se recuerda dos eventos: la construcción de un Mercedes Benz de color rojo para Nelson Mandela y una huelga que cerró la planta durante nueve meses.

Simon Gush es un artista, cineasta e investigador establecido en Johannesburgo. Actualmente cursa una maestría en Sociología por la Universidad de Witwatersrad, con el apoyo de la Fundación Nacional de Investigación y el Oppenheimer Memorial Trust.

Al final del trabajo estará abierta al público hasta el 1 de junio de 2018 en el Ex Teresa Arte Actual, ubicado en la Calle Licenciado Verdad No. 8. Horario: lunes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Entrada libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *