JUVENTINO ROSAS, EL TALENTOSO MEXICANO ¿DEL CLUB DE LOS 27?

En 2018, se cumplen 150 años del fallecimiento de un talentoso mexicano, autor de emblemáticas piezas musicales como el vals “Sobre las olas“: Juventino Rosas, un hombre que murió a los 27 años, como otros grandes músicos más contemporáneos, englobados popularmente en el llamado “Club de los 27”, por haber muerto a esas edad.

Juventino murió a los 27 años igual que  Jimi Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin, Kurt Cobain, o Amy Winehouse, pero él no murió por alcohol y drogas, o suicidio; falleció tras una vida difícil y al mismo tiempo, extraordinaria.

Hijo de doña Paula Cárdenas y don José de Jesús Rosas, Juventino Policarpo Rosas Cárdenas,nació un 24 de enero de 2018 en Santa Cruz de Galeana (hoy ciudad Juventino Rosas, Guanajuato), el 25 de enero de 1868.

Desde niño él aprendió a tocar violín y su hermano mayor Manuel la guitarra, para conformar con su padre un trío que tocaba en eventos familiares y generaba ingresos para la familia; posteriormente se integró un tío, para tener arpa, violín, guitarra y voz, pero al lucir rasgos indígenas no eran contratados tan seguido y la competencia los venció.

Un día funesto, Manuel Rosas Cárdenas, falleció durante una riña y el grupo se desintegró; sin embargo, Juventino amaba tanto su carrera que continuó en otros conjuntos.

Al cumplir 15 años, gracias a su talento,  fue reclutado para la orquesta acompañante de la afamada cantante Ángela Peralta, pero la sobra marcó a esa agrupación cuando varios de sus integrantes fueron víctimas de cólera, entre ellos la misma Ángela.

Tras esa amarga experiencia, Juventino se inscribió al Conservatorio donde fue aceptado para formarse como músico, pero pocos meses después de salir, se enfrentó a la muerte de sus padres y su hermana.

En una decisión abrupta, el músico se enlistó el ejército, pero no podía alejarse de al música y de inmediato fue parte de la banda militar, que no pudo soportar debido a tanto  rigor, por lo cual se retiró para enfocarse a su verdadera pasión: la composición, inclinado en pequeños eventos de  familias adineradas, que pedían valses y polkas.

Juventino Rosas, participó en importantes eventos como en un festival organizado por el Teatro Nacional para conmemorar la batalla de Puebla, donde asistió el entonces presidente de México,  Porfirio Díaz, un 5 de mayo de 1887.

Un año después, volvió al Conservatorio donde fue alumno de figuras como Lauro Beristain, aunque luego se separó del plantel con todo e inspiración, pies en ese tiempo compuso temas como: “Seductora”, “Ensueño”, “Cuauhtémoc”, “Te volví a ver”, “Sueño de las flores”, sin olvidar su famoso vals “Sobre las olas”.

Algo curioso sobre este último vals es que Juventino recibió por él y dos obras más, 45 pesos; “Sobre las olas”, esta pieza se llamaba originalmente “Junto al manantial”, pero el compositor que hizo los arreglos para piano, Miguel Ríos Toledano, que cambió el nombre.

También es destacable que su afamada pieza “Carmen”(1893) , fue un regalo para doña Carmen Romero Rubio de Díaz, pero a un año de componer esa inolvidable melodía, Juventino ingresó a compañía de zarzuela que viajó a Cuba, la cual infortunadamente quebró, en el momento en que Juventino sufría de un mal hepático que le provocó la muerte en julio de 1894, fuera de su amado México.

(Con información de la Secretaría de Cultura)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *