LA DAMA DE LA SONRISA

Sonriendo en la vida

Sonriendo en el arte

La expresión más pura de tu belleza se refleja a través del pincel

A través de los siglos tu encanto ha fascinado

La técnica de tu creación a traspasado la perfección.

En el Louvre te vi por primera vez

Y tu mirada envuelve en colores a París.

Nebulosas en tonos adornan tu contorno.

Y en mi corazón me llevo tu rostro.

Y en mi paleta te plasmaré

En mi serie de mujeres sin rostro.

Julián David López Trejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *