LOS BENEFICIOS VERDADEROS DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL INDIVIDUAL

Por Pamela Barragán Luciano*

Hace algunos días estaba sentada dentro del aula, esperando a que iniciara la case de una de mis asignaturas y me puse a reflexionar sobre lo que significa e implica la responsabilidad social individual, pues en estos últimos años, hemos visto que las organizaciones más innovadoras y con un gran porcentaje de ventaja sobre sus competidoras, han enfocado sus estrategias en contar con un área o departamento de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Desde hace algún tiempo se habla mucho de la RSE y de su importancia en las empresas, por ello siempre estamos escuchando que si abarca esto, o que si hace lo otro, en fin, en los diferentes medios y con los diferentes actores, se refieren mucho a ella.

Por ello en vez de seguir con la tendencia arriba descrita, decidí en esta ocasión escribir un artículo sobre la Responsabilidad Social Individual (RSI), explicar qué significa en general y lo que significa para mí, pero sobre todo, sus beneficios y el crecimiento personal íntegro que puede llegar a tener para cada uno.

Ya en tema

Para mí la RSI se puede definir como la conducta ética de la persona para consigo misma y con su entorno, que va mucho más allá del cumplimiento de las obligaciones legales, para sobrepasar lo que es ser sólo un buen ciudadano: trata de un involucramiento total y de en realidad entender los factores externos; trata de no juzgar a los demás únicamente con el afán de criticar, va mucho más allá de eso.

Si lo quieres ver de otra forma también está relacionada con la actitud personal que uno tenga en diferentes factores. Ejemplos hay muchos y muy sencillos que quiero compartir y que pueden ayudar a entender mejor lo que es la RSI.

El primer caso es en el hogar, donde ayudar a hacer una tarea doméstica simple que tal vez no te tocaba a ti, pero sabes que una sencilla acción como lavar un plato extra, pueda brindarle un poco de felicidad a la persona que lo hace y de alguna manera es como mandar un mensaje de “Sé que no me tocaba, pero ojalá este pequeño detalle te haga sonreír y te haga un poco mejor tu día, porque a mí ya me ayudó a sentirme un poco más satisfecho conmigo mismo”; esto significa encontrar la satisfacción de hacer tales actos simples. Tenemos que aprender a hacer más allá de lo que nuestro día a día nos pide.

Otro caso es cuando hablamos de nosotros mismos, un simple acto de auto amor, es demostrar tu Responsabilidad Social Individual. Aquí podríamos mencionar por ejemplo, cuando estás en una fiesta y alguna personal te ofrece un cigarrillo más, total ya llevas varios, uno más no puede causar más daño del que ya está hecho. ¡Gran error! Porque si te hace más daño, no me voy a poner a escribir sobre temas de salud por que en primer lugar ese no es mi fuerte y ello en el fondo es responsabilidad de cada persona, pero si te quiero decir que rechazar un cigarrillo extra es un acto de auto amor tan grande, que si lo haces déjame felicitarte, pues ya estás en el camino correcto de comprender lo que es la RSI.

Un caso que también aplica puede ser cuando decides no romper la dieta, a pesar de que te mueres de ganas de comerte ese pedazo de dona deliciosa que te está ‘haciendo ojitos’, tienes la fuerza de voluntad necesaria de no comértelo, porque sabes que ese pequeño desliz puede desencadenar que te sientas culpable; entonces te das la vuelta y te sientes poderoso, feliz y satisfecho contigo mismo, por no haber caído en la tentación, pues sabes que tu esfuerzo va más allá, ya que tienes una meta personal y estás a un poco menos de lograrlo.

Debemos de recordar que nadie de nosotros aprende hasta que algo nos sucede, por ello la importancia de generar una autoconciencia desde un principio, antes de que realmente nos cuesto mucho trabajo y la solución no sea nada sencilla.

Pero para no darle tanta vuelta al asunto, esas simples acciones que te pueden traer auto amor sin comprometer tu integridad o la de los demás, es considerada RSI. Algo que quiero que comprendas es que sí existe también una línea muy delgada entre lo que es el amor propio y el egoísmo y es ahí cuando necesitamos tener la cabeza despejada para poder utilizar nuestro criterio en la responsabilidad social individual. La vida es muy sencilla o compleja según como queramos interpretarla.

En la familia y en el trabajo

Uno de los temas más complejos posiblemente es cuando hablamos de la familia; lo sé, ¿Es un tema complicado verdad? Pero aquí nos vamos a enfocar en las acciones y comportamientos de uno mismo para con ella, para empezar a comprender un poquito más lo que se trata la RSI. Supongamos un ejemplo rápido y fugaz, es cuando algún miembro de la familia te pide auxilio o algún consejo para resolver un problema.

En vez de criticar o juzgar a esa persona de tu familia, deberías de tener la comprensión necesaria para ayudarla, ser paciente y demostrarle apoyo; en pocas palabras ser solidario con la  otra persona que lo necesita, también es una forma de RSI. Además, debemos de entender el fondo que hay detrás del problema antes de criticar. Hablar es muy fácil, pero qué sabemos nosotros de ese problema, cuando tal vez nunca lo hemos vivido. También consideremos la experiencia que nosotros tengamos versus nuestros mayores. Los tiempos cambian, las cosas cambian, nosotros tenemos que aprender a cambiar.

Con relación a nuestro trabajo, les trataré de explicar de una manera muy sencilla este tema: cuando eres dueño o simplemente ocupas el cargo más alto dentro de la empresa, si gustas llamarlo de una manera más fácil, tener Responsabilidad Social Individual lo puedes manifestar de una manera tan sencilla como en reconocer, recompensar o premiar a tus empleados; nunca existe una mejor manera de que una persona realice sus labores con la mejor disposición y actitud, que cuando se le reconoce su buen desempeño. Siempre piénsenlo de esta manera. ¿Cómo quisieras que te tratarían a ti en un ambiente laboral? Creo y siento que la respuesta es demasiado sencilla y obvia. Entonces ¿Por qué tenemos que tratar a los nuestros de una manera diferente?

Ahora por otro lado, si eres un empleado, me gustaría darte un consejo desde mi forma de ver las cosas: si te piden realizar un trabajo hazlo bien, bueno no bien sino muy bien; hazlo lo mejor posible y a la primera, para que no tengas que repetir el trabajo una o dos veces más. Espera ¿Acaso dije muy bien? Lo que quise decir es ¡Hazlo excelente! Sin comprometer a los demás con acciones o actitudes negativas. Te lo digo porque un trabajo bien hecho, demuestra que eres una persona que le encanta hacer las cosas excelentes desde un inicio. Eso da un apoyo directo o indirecto a tus demás compañeros. Y una colaboración sana entre los demás miembros de la OSC (Organizaciones de la Sociedad Civil) en la que trabajas y eso es parte de la RSI.

En el entorno

Cuando hablamos de un tema complejo como lo es el medio ambiente (no sabes cuánto me encanta éste tema del medio ambiente), es algo verdaderamente apasionante y como me gusta tanto, te puedo mostrar las cosas a través de mis ojos y de mi vida.

El ambiente es algo natural, hermoso, majestuoso y hasta a veces temible, pero casi todo el ambiente se transforma en recursos naturales que nosotros los humanos utilizamos para todo.

Y no digo que esté mal, sino lo  que verdaderamente es terrible (además de que es la realidad para todo ser humano del planeta), es que en todas las partes del mundo utilizamos los recursos naturales como si fueran infinitos y la triste noticia es que nos equivocamos, los recursos no son infinitos, todos los recursos tienen un límite, nuestro planeta tiene un límite para albergar la vida humana y sus modos de vida actuales. Nuestro planeta ya no soporta tanta explotación de los recursos naturales. No tarda en hacer una gran explosión, a ver si de esta manera entendemos que no lo estamos cuidando como debe de ser.

Lamentablemente la mayoría de las personas que viven en Estados Unidos utilizan los recursos de 5 veces el planeta Tierra, en comparación de las personas que viven en la India, que sólo utilizan el .5 de los recursos de un planeta Tierra.

Estamos viviendo una verdadera crisis ambiental y lo más sacrificado y preocupante para casi todos nosotros, es en cómo cambiar el estilo de vida que llevamos. Algo que podría ser muy complejo, pero que con acciones muy sencillas se pude revertir.

Si la mayoría de nosotros vivimos en mundo donde presumir hasta de lo que no tienes es correcto y la sociedad lo ve bien, en un mundo donde el consumismo está hasta por arriba del cielo, tenemos que ver cómo podemos crear una conciencia en estas personas.

Pero déjame decirte que un gran ejemplo de poner en práctica la Responsabilidad Social Individual es simplemente dejar de comprar cosas que no utilizamos. Es muy fácil decirlo pero muy complejo hacerlo, por el mismo sistema en el cual vivimos.

Sí, es verdad entonces me preguntarás ¿Para qué sirve esto? Pues es un ejemplo simple de dejar de comprar cosas que de verdad son innecesarias para tu uso, además de que te va ayudar a mejorar tu economía, también estás ayudando al ambiente al ser un comprador responsable. Un dato duro e interesante es que el segundo contaminante más grande en el planeta Tierra es el deshecho de la ropa. Se compra un sinnúmero de ropa que ni se requiere y se deshecha de manera casi inmediata.

Otro ejemplo sencillo es revisar tus productos cotidianos. Debemos aprender a leer las etiquetas que contienen detrás los productos y ello también ayudará bastante en nuestras decisiones, porque te das cuenta del producto que estás comprando y cuanto impacto ambiental puede llegar a tener éste.

Existen ejercicios muy sencillos como lo puede ser el apagar la luz o desenchufar los electrodomésticos cuando no los utilizas y elegir alternativas más ecológicas. Todo exceso de consumo es malo y si queremos cuidar primero nuestra economía, podremos también ayudar al planeta.

Sinceramente siento que cuando los humanos empecemos a comprender que nosotros somos parte de la Tierra y no la Tierra es de nosotros, las cosas van a cambiar en realidad. Sólo te pido que en realidad veas en  cómo la Tierra es hermosa y te empieces a solidarizar más con ella. Sal a los bosques y ríos y verás de lo que estoy hablando.

Pero bueno después de tantas explicaciones vamos hacerlo un poco más corto: aplicar la Responsabilidad Social Individual significa ser personas conscientes de los valores y principios que rigen nuestra vida y nuestras decisiones, siempre a favor no sólo del bienestar propio, sino colectivo.

Es ver el comportamiento en varias dimensiones: la personal que implica estar conscientes de las creencias, valores, misión y visión personal y el impacto que tienen en quienes nos rodean; en lo laboral, que se traduce en participar activamente en la empresa, ser responsable en el trabajo y en la profesión y/o actividad elegida; en lo ambiental, que conlleva el cuidado del entorno y uso racional de los recursos naturales; la comunitaria que lleva a participar activamente de las necesidades sociales, como colaborar con ONGs, o con el municipio; y la de mercado, que implica un consumo responsable en la medida de lo posible.

La Responsabilidad Social Individual es el camino perfecto para empezar a tener una Responsabilidad Social Colectiva y mejorar nuestra sociedad en cada ámbito posible.

Por ello te invito a reflexionar y te pregunto. ¿Te atreves a probar la Responsabilidad Social Individual? Yo ya inicié con el cambio ¿Y tú?

Pamela Barragán Luciano* alumna de la Facultad de Responsabilidad Social, y del Maestro Alexander Scherer Leibold en la Universidad Anáhuac México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *