LOS DESAFÍOS DEL TEATRO MUSICAL EN PLAYA: EXPLAYARTE

Los retos de trabajar en Playa del Carmen cada vez son diferentes y son menores que hace 14 años, cuando no había foros, teatros, ni había escuelas de música, tampoco credibilidad; en aquellos años había poca gente porque las familias llegaban y se iban muy pronto, relata Luis Ernesto López Vargas, Director de la escuela pionera en enseñanza musical en este destino caribeño: Explayarte.

“La gente no nos conocía, pero afortunadamente después de 14 años ya es más sencillo en muchas de esas partes, aunque los desafíos que tiene Playa del Carmen son diferentes cada año, por temporadas”, detalló en entrevista para Kulte’, el hombre que ha llevado a generaciones de alumnos a ser partícipes de 10 musicales hasta la fecha, siendo el más reciente Chicago, el aclamado musical de Broadway, presentado en mayo, con orquesta en vivo de 12 músicos y 22 actores en escena, con éxito rotundo en sus tres días de presentación en el Teatro de la Ciudad.

Luis Ernesto López explicó que cuando Explayarte comenzó, el desafío era acreditar que una escuela de arte pudiera ser opción. “No había foros, teníamos que presentarnos donde fuera, la credibilidad de los padres no era la misma que hay ahora. El mismo lugar como destino no tenía la estabilidad que tiene ahora, pues dependíamos mucho de las temporadas”, explicó.

En esa época, había pocos profesores y muchos desafíos que superar, pero ahora ya no es tan difícil. “Desde 2011 para acá, hemos realizado teatro musical específicamente y ya hay un público consolidado para este tipo de opciones artísticas. Al principio no todo el mundo lo conocía, iban muchas veces nada más para ver a sus amigos y ahora es diferente, ya están esperando a que se presente una nueva puesta”, detalló el entrevistado.

De acuerdo con Luis Ernesto, ahora hay un desafío nuevo y es que hay mucha oferta, hay muchas escuelas haciendo teatro musical. “Ahora lo que tenemos que hacer es esforzarnos muchísimo porque como hay mucha oferta ahora tienes que ofrecer mayor calidad y todo lo necesario, que está padrísimo, porque entre más competencia hay, más crece el nivel de todos”, dijo.

FUERTE PREPARACIÓN

Según explicó el director de Explayarte, Chicago fue el resultado de muchos años de trabajo no nada más preparando la puesta como tal, pues participan jóvenes que ya tenían experiencia; “Nosotros empezamos a hacer teatro musical en 2011, con Jesucristo Superestrella, Chicago fue la puesta número 10 y entonces hay algunos alumnos que tienen experiencia en 7, 8, 9 obras y con ello adquieren la experiencia para desenvolverse más fácilmente, aunque no deja de ser complicado”.

El proceso específico para hacer esto, es que los alumnos toman un taller, que en el caso de Chicago, empezó en septiembre de 2016 y culminó en diciembre de ese mismo año; que consiste en hacer el análisis de textos, el casting, trabajar en pulir algunas personalidades del libreto, etc. y posteriormente, se inicia con el montaje, ese es el proceso habitual. “Específicamente en Chicago, el inicio del montaje empezó en enero de este año y fue resultado del proceso de la continuidad de algunos alumnos; pero hay otros que pisaron el escenario por primera vez y fue muy sorprendente verlos”, compartió Luis Ernesto López.

El maestro y promotor cultural adelantó que en agosto próximo, Explayarte ofrecerá la Licenciatura en Música Popular Contemporánea, que según dijo, será la primera generación de esta Licenciatura en Quintana Roo; por otro lado, compartió que hay que estar pendientes de la convocatoria para el siguiente título del Taller de Teatro Musical, al cual se puede unir cualquier persona interesada, para desarrollar una puesta como lo hicieron los alumnos en Chicago: “Es un taller y ese es el resultado final, lo que vieron en escena y vamos a seguir trabajando para cosas interesantes y que la gente disfrute de lo que los chavos hacen, que es lo más importante, cambiar vidas de los integrantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *