PROCESO DE LA ELABORACIÓN DE UN RETRATO

Cuando como espectadores vemos un cuadro pictórico, representando algo que su creador haya capturado, que nos comunica algo de una manera artística, quienes no somos profesionales de la pintura nos centramos en el sentimiento, técnica y expresión plasmada, pero pocas veces imaginamos el proceso real para llegar a esa obra.

Por tanto, acercarse al pintor a que nos relate cómo ha sido ese proceso a veces puede ser difícil; es por ello que en esta ocasión, de voz del “Pintor de los Sueños”, Julián David López Trejo, sabremos cuál es el proceso de elaboración de un retrato.

Así, lo explicará a continuación el Maestro López Trejo artista galardonado con la Medalla de plata Montmartre, otorgada en París, que es el tercer mexicano en alcanzar este prestigiado reconocimiento, con quien también se ha condecorado a dos grandes de la pintura: Diego Rivera y Francisco Toledo.

Técnica detrás de la magia de un retrato

Al realizar una obra en el campo de retrato, lo principal es afilar nuestra vista y captar la esencia básica del rostro, en el que vaya la expresión de la mirada del modelo y este sea un punto principal.

Se traza el dibujo con una tiza y se determina el esquema básico de la composición y sección Áurea. Posteriormente se determina el manchado de la base primaria del fondo, que por lo general se emplean colores cálidos, mismos que ayudaran a darle un toque más realista a los tonos de piel.

Al trabajar el fondo como un primer paso, se determinan efectos como lo son luces y sombras y tonos atmosféricos, mismos que ayudaran a empujar al modelo principal a un primer plano.

La segunda etapa consiste en manchar en tonos de piel el rostro y definir las sombras que ayudarán a la profundidad, para pasar al tratamiento de las luces que darán el efecto tridimensional y la realidad al modelo.

Una vez completa la segunda etapa, pasamos a perfilar los detalles que darán la expresión del rostro, tales como líneas de expresión y detalles en cejas y brillo en los ojos.

Finalmente se aplica una barniceta (dependiendo de la técnica empleada) para otorgar un acabado brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *