RETAZOS DE MI AMOR POR LA FOTO

Siempre me he preguntado por qué amo a la fotografía; es verdad que en algún momento de mi vida no tuve claro que quería pasar el resto de mis días tomando fotografías.

Pero ¿Qué es la fotografía? Un arte, un trabajo, un hobby, una forma de vida. ¿Pero como ponerle nombre a un sentimiento tan grande?

Volvamos atrás en el tiempo; yo no busqué a la fotografía pero cuando me di cuenta de su presencia, ella ya se había apoderado de todos mis sentidos y por supuesto más el de la vista. Entonces se convirtió en esa cosa que te arranca todo el tiempo cuando es conveniente y que le da un sentido a tu vida.

Aunque no recuerdo haber buscado una forma de expresarme, ahí estaba tan metida en mis ojos y en mi mente que de pronto tenía una cámara en mis manos y entonces me convertí en otra persona, alguien más real o irreal, no sé bien, pero  me convertí en alguien más feliz.

Con ella veo cosas que otros no, o si las ven parece no importarles. En mi nacieron lazos irrompibles con la luz  y de repente me di cuenta que está tan acompañado de cosas en este universo y de que todo cabía en un mismo espacio en una fotografía.

Con la cámara al cuello a todas partes, empezó a ser un hobby, pero se convirtió en mi estilo de vida, comencé a verlo todo a través del visor de mi cámara. Las luces las sombras las miradas, los sentimientos.

Y es que hacer una foto parece muy sencillo y no lo es tanto, menos aún, trasmitir un sentimiento. Poco a poco se fue volviendo arte, mi arte de dia a dia que yo decidí captar porque me parecía tan bello como para dejarlo ir.

Me encanta sentir la cámara en mis manos, el relajante sonido del obturador y la sencillez de enfocar; lo disfruto tanto como una función vital y es que en eso se basa crear y admirar.

Por supuesto que conlleva un gran esfuerzo, exposición de sentimientos, dolores corporales, estrés por la búsqueda de la perfección y frustración al no ser entendido y apreciado.

Y es que, no puedo elegir una sola respuesta de por qué amo la fotografía y por qué lo es todo para mí.

No olviden seguirme en mi instagram como: @fotocastelan ; y a la Revista Kulte’ como: @RevistaKulte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *