SIGFRIDO PAZ PAREDES: EN MEMORIA DE UN IMPULSOR DEL TURISMO MEXICANO

Es verdad que al hombre lo hacen sus méritos, pero no olvidemos que éstos se consiguen con el trabajo cotidiano y constante, así que como ejemplo, hablaremos de un personaje de gran importancia el sector turístico nacional, quien en vida recibió importantes premios y reconocimientos, como el que le dio el entonces director de Fonatur (antes Infratur), Antonio Enríquez Savignac, certificándolo como uno de los descubridores y fundadores del proyecto turístico de Cancún, así como también del de Ixtapa, Zihuatanejo.

El Ing. Sigfrido Paz Paredes (12 de abril de 1938-31 de agosto de 2012), fue un hombre que además, obtuvo el Reconocimiento al Mérito Académico 2011 “Profesor Héctor Manuel Romero” otorgado por la Asociación Mexicana de Escuelas Superiores de Turismo (AMESTUR), por su contribución en la formación de los futuros profesionales de turismo; la Medalla Anáhuac Turismo 2011 en honor o a su trayectoria y trabajo incansable en la actividad turística mexicana; o el Distintivo W en homenaje a su trayectoria por la W Radio antes XEW.

Pero antes de que el mundo lo viera como lo que fue, un impulsor del turismo, que además cotidianamente realizaba conferencias y seminarios sobre esa industria en México y en el extranjero; el Ing. Sigfrido trabajó duro para graduarse en la especialidad de Operaciones Aeronáuticas del Centro Internacional de Adiestramiento para la Aviación Civil (CIAAC) y en Ciencias Económicas de la Universidad de Quebec, en Canadá, con el objetivo de impulsar de manera determinante  el desarrollo turístico de la nación, algo que en verdad logró.

Por ejemplo, en la industria aeronáutica, coordinó la operación de 48 aeropuertos del país, aportó mejoras a la legislación en materia de operaciones aéreas en el sector telecomunicaciones, dirigió el primer gran plan de ampliación y mejoramiento del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, promovió y negoció convenios bilaterales con Norteamérica, Europa y Sudamérica y dirigió la modernización comercial, técnica, financiera y operativa de Aeroméxico, abriendo nuevas rutas con una visión social y de alta productividad, en apoyo de destinos estratégicos que nunca antes habían contado con servicio aéreo nacional.

El Ing. Paz Paredes, también trabajó en el sector público como Director de Operaciones de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA); Director General Adjunto de FONATUR a nivel nacional y como Subsecretario Federal de Turismo, entre otros, participando en la conceptualización, planeación y puesta en marcha de los Centros Turísticos Integralmente Planeados de Los Cabos y Loreto, en Baja California Sur; de Ixtapa en Guerrero y de Huatulco en Oaxaca, fungiendo como director del Proyecto Cancún, en Quintana Roo, desde sus inicios.

Su gran legado en el Caribe Mexicano, México y el mundo

Es de destacar que Sigfrido Paz Paredes, participó en la planeación a largo plazo del desarrollo socio-económico de Quintana Roo, en la visión de consolidar al Caribe Mexicano como una verdadera potencia turística a nivel mundial hacia el año 2025, dejando un gran legado como pilar de la industria turística contemporánea.

Al respecto la reportera de profesión, Solveig Paz Paredes Casas, hija del Ing. Sigfrido y actual Directora de Comunicación Social del DIF de Solidaridad, compartió con la Revista Kulte’ algunos testimonios de su padre: “Nos comentaba en entrevista exclusiva realizada hace algunos años: ‘a mí me tocó llegar antes de que existiera Cancún, me tocó venir con el Banco de México, que estaba localizando el sitio para crear el primer destino turístico planeado; vimos Cozumel, Isla Mujeres, varios destinos y se decidió finalmente la playa de Cancún, que fue seleccionada de 20 lugares bellos de la República Mexicana para ser los primeros centros turísticos’”.

Especifica Solveig: “Recordando cómo fue seleccionado este destino, él nos dice: ‘el entonces presidente Díaz Ordaz, decidió que se hiciera donde económicamente se necesitara más y aquí (en el Sureste), había el problema de desempleo por la caída del henequén; mientras que en Acapulco y Guerrero había pobreza, por lo que se pensó en Ixtapa, pero Cancún en particular nos atrajo; vinieron varias personas a verla y definitivamente la península, la isla de Cancún, era la más bella de toda la zona: tenía unas playas increíbles al frente, atrás una laguna que era otra maravilla que la protegía y en realidad era una zona bellísima’”.

Sobre los pormenores de ese desarrollo, Sigfrido Paz Paredes, detallaba según la información compartida por su hija: “comienza con un plan maestro, se calcula en varias etapas, se hace un plan maestro que incluye la zona turística y parte de la ciudad; la primera etapa es para que se construyeran 15 mil cuartos de hotel y una ciudad, para primero 40 y después 50 mil habitantes; y una aeropuerto para un fuerte número de turistas. Una vez concluidos, se hace el análisis de lo que se había construido y en el caso de Cancún, el Banco Interamericano de Desarrollo va a poner la mitad y el Banco de México la otra mitad, entonces se va a discutir Estados Unidos con el Banco de Desarrollo y cuando se aprueba, entonces empieza la obra; esto con una serie de proyectos avenidas, pista, había una aeropista muy vieja que se arregló para recibir los aviones del Banco de México, porque al principio teníamos que volar a Mérida, de ahí a Isla Mujeres y de ahí por lancha pasar, por eso se abrió la aeropista en Puerto Juárez y el 20 de abril de 1970 se inició la obra”.

Es una lista larga que enumeraría todos los proyectos importantes que este personaje dirigió y los destinos o regiones, en donde su visión veía potencial, no sólo para ser admirados sino convertidos en motores económicos y de desarrollo para México, aunque también contribuyó al desarrollo turístico en otros países como Cuba y Honduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *