UNA MAÑANA LINDA

Hay un dicho que reza: “Al que madruga dios lo ayuda” y además en algunas ocasiones para la fotografía yo utilizo uno similar que dice: “Al que madruga la luz lo ayuda”.

Lo anterior es porque es en esas horas del día cuando apenas se asoma el astro rey Tonathiu (como le dicen en lengua náhuatl), es el momento en el que la luz y la sombra se conjugan para lograr postales hermosas.

 Siempre salía muy temprano a trabajar cuando vivía en la colonia Tabacalera casi a un costado del monumento a la Revolución; ahí muy temprano los voceros realizaban sus trabajos siempre escuchando la radio.
Ese día sonaba la canción de Café Tacvba “Una mañana linda”; deben saber que yo soy fan de esa agrupación, bueno pero ese no es el tema… esa mañana las luces y las sombras me invitaron hacer estas postales de la ciudad que hoy les presento.
Un contraste entre la oscuridad y la luz reflejada en la arquitectura de la CDMX.
Bueno sin mas que decir aquí les dejo este trabajo llamado “Una mañana linda”, en honor a esa melodía.
No olviden compartir y seguirme en Instagram @fotocastelan y a la revista Kulte’ en @Revistakulte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *